Hay muchas razones por las cuales puedes encontrarte en la necesidad de buscar otro empleo, pero ¿cómo renunciar a tu trabajo de manera profesional?

La gente suele pensar que solo renuncias a tu trabajo cuando lo odias. Sin embargo también puedes cambiar de empleo porque te ha llegado una mejor oportunidad y quieres desarrollarte profesionalmente.

De hecho la rotación de personal en la industria de la tecnología es más alta que en otras, así que debes prepararte por si te llegan nuevas oportunidades.

Basta con saber que el 41% de los profesionales TI de México cambiaron de empleo en menos de un año, de acuerdo con el reporte del mercado de TI de Hireline en 2022. A su vez, el 49.4% de los profesionales TI declararon que buscarían un nuevo empleo en 2022 según el reporte de Hireline de Colombia.

Las razones de renuncia pueden ser muchas, pero siempre necesitas aplicar la ética profesional al momento de migrar a otras oportunidades. Aquí te damos 5 tips básicos para que los apliques al renunciar a tu empleo.

1 Documenta y comenta tu código

¿Te imaginas llegando a un proyecto en el que no le veas pies ni cabeza? Mientras más claro dejes tu código más rápida será la curva de aprendizaje de quien llegue a tu puesto. De hecho necesario que los programadores documentan su código, sin embargo muchos no lo hacen por razones diversas.

Hazle un favor a tu futuro reemplazo y regresa a tus archivos, coméntalos para que tengan una guía sobre los métodos y cambios que se han hecho. También puedes dejar a alguien más para que guarde toda la información necesaria para el proyecto, que solo tu has manejado hasta el momento.

2 Organiza tus documentos y espacio de trabajo

Al igual que tu código seguramente tienes carpetas desorganizadas o documentos nombrados tipo “V_Mi_03_VersionFinal2.exe”. Alguien más va a tener que entrar a tus carpetas y descifrar que como las ordenaste.

Para que entiendan de manera rápida el orden elimina los archivos que no sirven y ordena los demás. Para los documentos muy complicado deja un word explicando como funcionan o para que son. Llévate todas tus cosas y limpia tu lugar de trabajo, eso incluye limpiar tu teclado.

3 Despídete de tus compañeros y déjales tu contacto

Deja tu mail o celular a la gente con la que quisieras conservar contacto, y a tus compañeros que van a tomar tus proyectos antes de renunciar a tu empleo. No tienes porque ser consultor de por vida de tu remplazo pero puedes estarlo apoyando en sus primera semanas con información, eso habla muy bien del grado de compañerismo que manejas.

Nunca sabes que es lo que te puede deparar el destino, en algunos años ese colega Jr que ayudaste podría buscar personas para recomendarlas en su trabajo y tu seas su primera opción. Sé amable y crece tu red de contactos.

4 Reenvíate tus correos importantes

Seguramente tienes correos de Recursos Humanos con información importante como tus contratos laborales, documentos del seguro médico y demás. Asegúrate de sacar copias de todo lo que necesitas antes de que cierren tu nomina o te dejen fuera de la empresa.

No sabes si vas querer llamarle a los de Recursos Humanos dos meses después buscando un papel que necesitas.

5 Sigue trabajando hasta tu ultimo día 

Sigue trabajando con esmero hasta tú ultimo día. Podrías tener personal a tu cargo que sienta incertidumbre por tu partida, así que apoya en lo que más puedas si es necesario. Por último, no olvides a quienes estuvieron contigo y te apoyaron en tu crecimiento profesional mientras estuviste ahí.

plataforma de empleo de ti hireline

** Publicado en mayo del 2017. Actualizado en junio del 2022.