Las aptitudes y actitudes profesionales son dos conceptos distintos, pero se relacionan en el momento de contratación de un empleado de TI. Y en el ámbito de la tecnología cada vez son más importantes.

No basta con tener conocimientos técnicos y aplicarlos de forma correcta, como una lista de pendientes donde vas tachando lo que haces.

El mundo empresarial se ve afectado por muchos factores día con día, y es por eso que la contratación de personal con habilidades blandas bien desarrolladas es cada vez mayor.

El profesional de TI debe saber adaptarse al ambiente de trabajo con otros empleados, y tener buenas relaciones interpersonales.

Si estás en busca de un nuevo empleo o simplemente quieres mejorar dentro de tu actual trabajo, aquí te explicaremos cuál es la diferencia entre ambos conceptos y las mejores aptitudes y actitudes que puedes desarrollar para crecer profesionalmente.

 

Te podría interesar: Cómo escribir un buen currículum

 

Diferencia entre aptitudes y actitudes

Aunque la pronunciación es similar, estos conceptos son distintos. Y su diferencia radica en cómo se llevan a cabo, es decir, la acción que corresponde a cada uno de ellos.

Aptitud

Una aptitud es una habilidad que puede ser adquirida o desarrollada mediante el estudio y la práctica. Esto le permite a un empleado desarrollar tareas específicas. Algunas aptitudes son intrínsecas de la persona, como el ser extrovertido, autodidacta u organizado.

Las aptitudes son importantes para un reclutador de TI ya que le permiten observar cómo el candidato puede adaptarse al trabajo dentro de la organización.

Actitud

Una actitud es un rasgo de la personalidad de una persona. La diferencia de este concepto es que la actitud se presenta en la reacción de las personas ante distintas situaciones. Un ejemplo puede ser el optimismo de una persona en situaciones difíciles, ser proactivo y ser empático.

En un proceso de reclutamiento, las actitudes pueden demostrar como se puede adaptar el candidato al trabajo en equipo o en situaciones de estrés. 

También puede ser definitivo para su contratación cuando un empleado tiene buenas relaciones interpersonales, ya que las actitudes son importantes para mantener un buen ambiente laboral.

La industria de la tecnología tiene muchas diferencias con respecto a otras. Desde los tipos de procesos que se realizan hasta la forma de trabajo de los empleados. Por ello las aptitudes y actitudes pueden ser diferentes o aplicarse en contextos distintos.

Hay varias formas de medir ambos conceptos con test o entrevistas, lo importante en estos casos es ser siempre sinceros y resaltar tus puntos buenos en los momentos correctos.

 

Aptitudes de un profesional de TI

1. Proactividad

Ser proactivo puede ser una de las principales aptitudes que toda empresa necesita en sus colaboradores. Siempre son bienvenidos quienes tienen la iniciativa de iniciar un proyecto, o de apoyar en los momentos de crisis. 

Ayudar al impulso de la empresa habla bien de la persona, porque no necesita tener a alguien que le esté vigilando para hacer su trabajo, siempre va a actuar por sí mismo y dar un poco más para lograr los objetivos.

2. Trabajo en equipo

Trabajar en equipo también aplica para otras industrias. Sin embargo, la forma de trabajo de un profesional de TI dentro de un equipo puede realizarse de diferente manera. 

De cualquier forma, se valora mucho el saber adaptarse al trabajo con otras personas, donde el objetivo es el mismo pero la forma de llegar a él puede ser de mil maneras diferentes.

Otra diferencia es que actualmente quienes trabajan en TI tienen muchas posibilidades de hacer trabajo remoto. Esto puede dificultar la comunicación entre los integrantes, por eso saber adaptarse a la vida virtual y trabajar a distancia también es considerado por los reclutadores.

3. Liderazgo

Una persona puede aprender a ser líder, y un líder sabe convivir con sus compañeros de trabajo. El concepto de jefe está quedando en el pasado para la industria de la tecnología, ya que el desarrollo acelerado de nuevas tecnologías también necesita de personas que sepan promover buenos ambientes de colaboración.

Fomentar la unidad, motivar e inspirar a otros, es importante para las empresas.

4. Habilidades de comunicación 

Saber comunicar tus ideas es indispensable si trabajas de manera remota. En esta modalidad existen muchos aspectos que pueden impedir que el trabajo se realice eficientemente.

Cuando las ideas son claras, el equipo de trabajo puede seguir una misma línea y los impedimentos se hacen menores. Además, muchas veces también se entabla comunicación con el cliente, así que ser claro y conciso ayuda a ambas partes.

5. Creatividad

La creatividad no es solo para los profesionales de las artes, o el marketing. Un programador creativo puede solucionar problemas eficientemente, a diferencia de alguien que siempre hace las cosas de la misma manera. 

Con la creatividad se promueve la innovación de los procesos de la empresa y de los productos o servicios.

Actitudes de un profesional de TI

1. Adaptabillidad

La adaptabilidad es una actitud, ya que es una reacción ante los cambios en el ambiente de trabajo. Una persona puede quedarse estática y no saber qué hacer en circunstancias de cambio repentino (como una pandemia), o puede buscar maneras de salir adelante y adaptarse.

El profesional de TI también necesita saber adaptarse a las formas de trabajo de distintos clientes. Es una actitud apremiada por los reclutadores de TI.

2. Lealtad

Recordemos que las aptitudes son reacciones ante distintas situaciones, a diferencia de las aptitudes que son formas de hacer las cosas.

Por eso la lealtad es una actitud, aunque muchas veces es poco tomada en cuenta por los profesionales tech. Ser leal es importante para entablar una relación de confianza con la empresa en la que siempre has soñado trabajar.

3. Control de estrés

El estrés es sano para cualquier persona. Es necesario aprender a dar prioridad a ciertas tareas, pero en exceso puede afectar a los profesionales de TI y a su rendimiento. 

Si como profesional sabes controlarlo y adaptarte a los retos de la industria, tienes el terreno ganado. 

Tip: también debes saber cuándo parar y darle prioridad a tu salud.

4. Empatía 

En el ambiente globalizado actual y con el trabajo remoto en auge, las relaciones con personas que se encuentran en otras partes del mundo son más comunes. 

En estos casos la empatía juega un papel fundamental para entender sus contextos y formas de hacer las cosas. La empatía puede ayudarte a entender a tus compañeros, clientes y jefes. 

5. Confianza 

Tener una actitud positiva y de confianza le permite al profesional de TI presentar sus ideas y desarrollarlas.

Una persona tiene dos opciones cuando se trata de presentar ideas ante su equipo de trabajo: quedarse con una idea para sí mismo aunque sea la mejor entre muchas, o contarla y explicar el porqué de sus decisiones con confianza.

Muchas veces es la actitud la que termina de convencer a un cliente sobre las mejores formas de realizar una tarea. 

A lo largo del desarrollo de Hireline, hemos visto y analizado miles de currículums de profesionales de la tecnología que tienen todas las habilidades técnicas para trabajar, sin embargo, muchas veces son las habilidades blandas las que definen su futuro.

Te recomendamos hacer un autoanálisis de las actitudes y aptitudes que tienes, y mejorar las que creas necesarios para encontrar tu trabajo soñado.

Mejora tu currículum y aplica para las miles de oportunidades que las mejores empresas tienen para ti en nuestra plataforma de empleo especializada en TI.

Etiquetado en:

, ,

Acerca del Autor

Cristina León

Content writer en Hireline. Lienciada en Ciencias de la comunicación. Migrante de la escritura en medios tradicionales al ámbito del marketing digital.

Ver Artículos